El yoga ayuda contra la incontinencia urinaria

Con la edad, llegan una serie de problemas de salud que no se pueden eludir. Entre estos se encuentra la conocida incontinencia urinaria, la cual suele presentarse tanto en hombres como mujeres, aunque este último grupo poblacional la padece con más frecuencia.

¿Qué hacer si sufres incontinencia?

A partir de los 50 años es posible advertir la presencia de la incontinencia urinaria y aunque muchas veces se no se hable de esto, por vergüenza, es muy común. Esto, se convierte en un mal recurrente diariamente entre las personas de avanzada edad, quienes deben aprender a convivir con esto.

Sabemos que no es un tema fácil, pero no tienes por qué avergonzarte, pues  además de ser un padecimiento común, existen herramientas para ayudar a controlar el mismo.

Es así como la actividad física se convierte en un elemento fundamental para el control de la incontinencia, pues permite fortalecer la zona pélvica, dando un mejor soporte a los órganos y de esta manera, evitando los incomodos derrames.

Pero además la incontinencia, tiene un importante componente psicológico, por lo que debe atenderse también a este aspecto, controlando el estrés y la ansiedad, los principales factores que favorecen la hiperactividad de la vejiga.

De esta manera, el Yoga puede funcionar como herramienta para tratar la incontinencia urinaria. A continuación te explicamos más sobre esto.

El Yoga como herramienta para tratar la incontinencia urinaria

Aunque existen múltiples actividades físicas que pueden ser realizadas para mejorar la fortaleza de los músculos que conforman la zona pélvica, el Yoga es una de las mejores opciones.

En el caso del Yoga, esta disciplina presenta increíbles beneficios para mejorar esta patología, debido a que la realización de las posturas implica comprometer los músculos de la zona abdominal y pélvica.

La menciona disciplina, incorpora diferentes movimientos, los cuales requieren la activación de los músculos que conforman la pelvis y el abdomen. Estos son precisamente los músculos encargados de mantener la función urinaria correctamente.

Con el paso de los años, los músculos se debilitan y sin el entrenamiento adecuado pierden su firmeza, eso es lo que ocurre cuando comienza a presentarse la incontinencia, pues los encargados de sostener los órganos ya no cumplen tal función.

Así entonces, las posturas o asanas ofrecen una variedad de opciones, entre las cuales se encuentran algunas destinadas al fortalecimiento de la zona pélvica, evitando que la misma pierda su tonicidad.

Pero los beneficios de tal actividad no solo se refieren al aspecto físico, sino que además dicha disciplina brinda herramientas de control mental, excelentes para mejorar el estrés, disminuir los niveles de ansiedad y lograr un equilibrio entre la mente y el cuerpo.

La incontinencia, presenta un componente psicológico importante, pues quien la padece suele sentirse preocupado o ansioso y esto terminará empeorando los síntomas.

Si bien su práctica debe ser supervisada por un profesional, es posible realizarla diariamente o incluso tres veces a la semana. Con la realización de estos Ejercicios de forma regular verás cómo mejoran los síntomas de la enfermedad en pocos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir